Selección chilena

Después de Uruguay y Argentina, Chile se erigió como el tercer país en sacar una selección oficial de fútbol. De hecho, jugó su primer el 27 de mayo de 1910 contra Argentina, cayendo por 3-1. También fue uno de los pioneros del Campeonato Suramericano, hoy llamado Copa América.

Primer título tardío

No obstante, tuvieron que pasar 105 años para levantar el primer título: la Copa América de 2015, celebrada en su país. Un año después, en la edición centenario del certamen disputada en Estados Unidos, también salió campeón ganándole, nuevamente, la final a Argentina.

Esos dos años gloriosos, bajo una camada compuesta por enormes jugadores (Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Gary Medel, Matías Fernández, Jorge Valdivia, Esteban Paredes, entre otros), sirvieron para que sea la cuarta selección más laureada de Suramérica, detrás de Uruguay, Argentina y Brasil.

Presencias en Mundiales

La historia también ha hecho que La Roja, como se le conoce desde mediados de 1980, haya participado de nueve mundiales: 1930, 1950, 1962 (cuando fue anfitrión), 1966, 1974, 1982, 1998, 2010 y 2014. Su mejor participación en la cita orbital fue cuando organizó el certamen, ubicándose en el tercer lugar.

Además de los ya mencionados de la generación exitosa de los australes, también hay que recordar otros nombres que nutrieron la historia de este combinado: Elías Figueroa, Carlos Caszely, Ivo Basay, Juan Caros Letelier, Roberto Rojas, Iván Zamorano y Marcelo Salas.

Un caso para olvidar

También hay un hecho de la historia oscura de este seleccionado y data del 3 de noviembre de 1989. En el grupo 3 de las Eliminatorias Suramericanas, que compartía con Venezuela y Brasil, se disputaba el cupo al Mundial de Italia 1990 en el Estadio Maracaná entre australes y verdeamarelos. Ambos llegaban con 5 unidades, pero la diferencia de gol favorecía a los locales.

Brasil ganaba 1-0 y parecía que iba a sobrepasar a los chilenos, cuando una bengala cayó en la cancha y Roberto “El Condor” Rojas, mítico arquero, comenzó a sangrar. De inmediato se suspendió el partido y se dio por ganador a los de La Roja. Tiempo después el golero confesó que orquestó el plan para obtener el triunfo, aprovechó el cuento de la bengala y se hizo un corte en la ceja con un bisturí que guardó en una de sus medias.

Chile fue condenado a no participar de las Eliminatorias a 1994 y El Condor fue privado de jugar fútbol profesional de por vida. Un hecho que es uno de los más tristes en la historia de este deporte.

Aún así, este combinado lucha por escribir páginas gloriosas que abunden más que las notas escandalosas. A pesar de no haber participado en Rusia 2018, cuenta aún con buenos referentes y está en la búsqueda de jugadores juveniles que puedan convertirse en las próximas estrellas. Sin duda, su apuesta es la renovación.